ticketea travel in Roma

Planes alternativos en Roma para conocer la ciudad

Cuando haces un viaje a Roma, es habitual que te quedes con las ganas de volver. Sientes que, aún llevando todo bien atado, te han quedado cosas por conocer. Como los lugares de interés turístico principales seguramente ya los hayas revisado, recopilamos una serie de planes diferentes para hacer en Roma y así puedas combinar lo más tradicional, turísticamente hablando, con algo un poquito alternativo.

Toma nota de estas cosas originales en Roma que te ayudarán a conocer la cara más desconocida de la Ciudad Eterna. Fuera de lo que a primera vista pueda parecer, la capital italiana es algo más que monumentos y visitas culturales. Disfruta a al máximo alternando planes de todo tipo, desde los más didácticos, por así decirlo, a otros más lúdicos.

 

Actividades e ideas diferentes para conocer Roma

 

Barrio de Coppedé

No muy lejos del centro de Roma, entre Villa Borghese y Villa Ada, se encuentra el barrio de Coppedé. Su nombre se lo debe al mismo arquitecto que lo diseñó a principios del siglo XX, Gino Coppedé. Se trata de un rincón de la capital italiana donde existe una mezcla de arquitectura Modernista y Art Decó, tan poco habitual en la capital italiana. En total 26 palacetes y 17 chalets, entre Via Salaria y Via Nomentana, configuran este lugar de la ciudad que, por sus características, bien merece la pena visitar. Un gran arco define la entrada al barrio y aquí se encuentra también la Fontana delle Rane, famosa por ser la fuente donde los Beatles se dieron un baño después de un concierto en la discoteca Piper. Un barrio y un plan diferente en Roma que merece la pena hacer.

 

Roma de noche

En Italia cuentan con un horario más próximo al que existe en Francia que al de España. Esto significa que, por la noche, los italianos se recogen pronto para cenar y, en el caso de Roma, durante este momento del día la ciudad se queda, aunque cueste creerlo, tranquila e incluso solitaria. Por un instante, la falta de bullicio, nos hace creer que estamos en un lugar diferente al que hemos estado visitando durante todo el día. Te recomendamos que reserves un paseo bajo la luz de la luna para conocer y observar tranquilamente esta cara más relajada de la ciudad. Y si lo que quieres es llevarte una de las mejores instantáneas de la Ciudad Eterna, aprovecha y sube a la Colina de Gianicolo después de haber cenado en el barrio más bohemio de Roma, el de Trastevere.

Panorámica de Roma de noche

Street Art en Roma

Aunque de inicio cueste creerlo, la capital de Italia se ha sumado, como muchas otras ciudades, al street art. Sus calles se han convertido en un auténtico museo al aire libre de arte callejero. De hecho existe una aplicación gratuita “StreetArt Roma”, que consiste en una guía para dispositivos móviles con la que navegar entre los murales esparcidos por toda la ciudad. Contiene más de 150 obras y permite, según tu posición, conocer los trabajos que se ubican más próximos, calcular e incluso idear rutas. Tanto es así que hasta el mismísimo Papa impulsó una iniciativa, junto a otras asociaciones culturales, en la que una serie de artistas contemporáneos pintaron zonas y barrios de la periferia con la intención de que los peregrinos o turistas salgan del centro histórico y conecten con los barrios más auténticos. Uno de nuestros planes diferentes en Roma preferidos.

Street Art en Roma

Mirador monumento Víctor Manuel II

Lo más probable es que, de camino a ver el Coliseo de Roma o después de haberlo visitado, próximo a la plaza Venecia te topes con este edificio de tamaño descomunal. Te preguntarás que es, nosotros te lo contamos de forma resumida: un monumento conmemorativo de la ciudad de Roma, en honor al primer rey de la Italia unificada, Victor Manuel II (1820-1878). Lo que no todo el mundo sabe es que, dentro de este pedazo edificio, además de un museo gratis sobre la unificación del país hay un mirador. Por 7 euros, unos ascensores panorámicos te catapultarán al cielo de Ciudad Eterna, desde la azotea de este edificio podrás disfrutar de una amplia vista panorámica de Roma. Si lo haces al atardecer, verás la ciudad entera teñida entre colores naranjas y amarillos.

Mirador del monumento a Victor Manuel II-Roma

Tomar el aperitivo

Existe una costumbre muy molona en Italia que creemos imprescindible que conozcas, el aperitivo. Se toma por la tarde, al terminar la jornada laboral y antes de la cena. Se dice que el nacimiento de esta práctica se remonta a 1786, cuando en Turín se comenzó a producir vermut, desde entonces se difundió por todo el país pero fue sobre todo a partir de los años 80 cuando se ha convertido en una costumbre popular. Entre las bebidas habituales destacan el sriptz con Aperol, Campari o Martini, se le acompaña además de algo de picar que se sirve estilo buffet. Puede incluir desde salatini, queso y embutidos hasta risotto, ensalada de pasta o verduras asadas, entre otras cosas. Suele servirse entre las 19 y las 21h, se cobra una tarifa fija por bebida que puede ir de los 4 a los 10 euros y en Roma se toma, sobre todo, en Campo dei Fiori. Este es, sin duda, uno de nuestros planes en Roma preferidos.

Aperitivo en Roma

Via Apia en bici

La Vía Apia es una de las más importantes calzadas de la Antigua Roma, una vía de 540 kilómetros que unía Roma con Brindisi en el año 312 a.C. Esta sale de la ciudad por la puerta de San Sebastián, dejando atrás las Termas de Caracalla y se extiende a lo largo de 16 kilómetros por el Parque Natural Regional Apia Antigua. Un recorrido en un entorno natural de gran biodiversidad si lo que quieres, además de visitar el centro histórico y los monumentos más representativos, es disfrutar de Roma respirando aire puro. De todos modos, los restos arqueológicos de todo tipo como acueductos, tumbas o el Circo Majencio o las Catacumbas de San Calisto, estarán presentes en tu recorrido. Aprovecha para alquilar una bicicleta y recorrer esta calzada a pedales por 3 euros la hora durante el fin de semana, cuando se cierra la circulación al tráfico. Un plan en Roma diferente, divertido y además económico.

Via Apia en bicicleta-Roma

Pirámide Cestia

En plena Plaza Ostiense, después de haber visitado las Termas de Caracalla o haber dado un paseo por la Via Apia, podrás toparte con una pirámide egipcia. Se trata de la tumba de Cayo Cestio, quien ordenó construirla hacia el año 12 a.C, un período posterior a la conquista de Egipto por parte del Imperio Romano. La Pirámide Cestia es, sin ningún lugar a dudas, el único monumento de estas características en la Ciudad Eterna. Mide 36,40 metros de altura por una base cuadrada de unos 30 metros de ancho y hoy en día es posible visitarla. El primer sábado y domingo de cada mes podrás hacerlo gratis, previa reserva, después de haber visitado el Museo de la Villa Ostiense. El resto de fines de semana, por 5,50 euros, puedes disfrutar de una visita guiada en italiano de una hora por este, cuando menos, curioso lugar.

 

Si además de conocer estos sitios mágicos y cosas especiales de Roma, te gustaría probar la auténtica comida romana, te proponemos una serie de restaurantes de los que no saldrás indiferente. También te contamos las plazas que deberías visitar en tu escapada a la Ciudad Eterna. Toma nota de estos planes en Roma casi imprescindibles y aprovecha al máximo de la experiencia.

Déjanos tu comentario…

En las redes sociales

Guía de Roma

Visita a Roma - Guía de viaje