Login

Sign Up

Name*
Email*
Password*
Confirm Password*
* Creating an account means you're okay with our Terms of Service and Privacy Statement.

Already a member?

Login

Login

Sign Up

Name*
Email*
Password*
Confirm Password*
* Creating an account means you're okay with our Terms of Service and Privacy Statement.

Already a member?

Login
ticketea travel in Roma

Las plazas de Roma que tienes que visitar

Existen una serie de plazas más importantes en Roma que deberías visitar en tu viaje a la Ciudad Eterna. Otras, en cambio, no destacan por ser las más populares pero sí lo hacen por ser las más bonitas. Recopilamos en este artículo las que consideramos que sí o sí tienes que conocer.

La capital de Italia, además de por sus monumentos y museos, es conocida por la gran cantidad de plazuelas que, salpicadas, puedes encontrar en sus calles. En el centro histórico, sobre todo, se ubican las plazas y fuentes más destacadas de Roma pero existen otras fuera del circuito turístico habitual que también merecen la pena.

Te proponemos, en definitiva, una forma diferente de explorar la Ciudad Eterna. En ocasiones, la mejor manera de conocer una ciudad es dejándose llevar entre sus calles y si a esto le sumamos un descanso en lugares con verdadero encanto como pueden ser estas plazas de Roma de las que te vamos a hablar, ¿puede haber algo mejor?

 

14 plazas para fotografiar en Roma

 

Plaza de la República

Cuando Roma fue declarada capital del Estado Italiano se acometieron una serie de reformas urbanísticas con la intención de que la ciudad tuviese la apariencia de las grandes capitales de Europa. En el centro se alza la Fuente de las Náyades, construida entre 1870 y 1888 con las figuras de cuatro leones, pero con la reforma de la plaza, en 1897, fueron sustituidos por las cuatro ninfas desnudas que escandalizaron a la gente de la época. En el lado norte de la plaza se encuentra la Basílica Santa María de los Ángeles y los Mártires obra de Miguel Ángel, y las Termas de Diocleciano.

 

Plaza Barberini

Esta plaza toma el nombre del Palacio Barberini, que se sitúa en las proximidades y que hoy en día acoge la Galería Nacional de Arte Antiguo. Construida en 1625 bajo las órdenes del cardenal Francesco Barberini, se encuentra al final de la Via Venetto y de ella cabe destacar las dos fuentes realizadas por el escultor, pintor y arquitecto Gian Lorenzo Bernini. La Fuente del Tritón, en el centro de la plaza, es una de las obras más famosas del artista. La otra, la Fuente de las Abejas, data de 1944 y fue realizada a petición del Papa Urbano VIII.

Plaza de Barberini-Roma

Plaza de España

La Plaza de España es una de las plazas más populares de la ciudad, casi un lugar de peregrinación para cualquier turista que se deje caer por la Ciudad Eterna. Como verás, destaca la monumental escalinata que lleva a la iglesia de Santa Trinitá dei Monte, que locales y foráneos utilizan como punto de encuentro, para descansar o charlar tranquilamente. Si te decides a subir hasta arriba, tendrás una bonita panorámica y perfecta instantánea. Este lugar fue escenario de un enfrentamiento entre Francia y España, que se disputaron la plaza, y hoy en día desde 1647 el Palacio Monaldeschi acoge la Embajada de España ante la Santa Sede.

Plaza de España-Roma

Plaza del Popolo

La Plaza del Pueblo, es una de las más grandes de Roma. En el pasado fue utilizada como lugar de ejecuciones y en la actualidad se celebran concentraciones en los momentos de protesta, así como conciertos y eventos de todo tipo. En el centro está presidida por uno de los obeliscos más grandes de Roma, el obelisco Flaminio, construido por el faraón Ramses II y que los romanos trajeron de Egipto. En la plaza se encuentran dos iglesias que, por su gran parecido, son conocidas como “las gemelas” y desde el mirador Pincio tendrás unas bonitas vistas de la puesta de sol.

 

Plaza de Trevi

Creemos que no es fácil adivinar el por qué visitar esta plaza del centro de Roma. Encerrada entre los edificios de la pequeña plazuela se encuentra una de las fuentes más bonitas de la capital italiana y posiblemente del mundo, la Fontana de Trevi. Sus orígenes se remontan al año 19 a.C, cuando formaba parte del acueducto que suministraba agua a Roma, Aqua Virgo. En el siglo XV el papa Nicolás V construye una simple pila y en 1732 el papa Clemente XII ordena su construcción, pero no será hasta 1762 cuando se termine de la mano de Giovanni Pannini.

Fontana de Trevi-Roma

Plaza del Quirinale

En una de las colinas más altas de las siete que tiene Roma se encuentra esta plaza, que ofrece unas magníficas vistas de la Ciudad Eterna. Además, aquí se sitúa el Palacio de Quirinale que fue construido en el siglo XV y que desde 1947 es la residencia oficial del Presidente de la República. Previamente a esto, fue residencia estival de los papas y sede de la monarquía. Todos los días a las 15 horas tiene lugar la ceremonia del cambio de guardia, en el centro se erige un obelisco y las estatuas de Cástor y Pólux domando unos caballos.

 

Plaza Colonna

A medio camino entre Plaza de Venecia y Plaza del Popolo, en la concurrida Via del Corso que cruza el centro histórico de Roma, se encuentra esta plaza que toma su nombre del imponente pilar que la preside. La columna de Marco Aurelio se levantó en el año 193, para conmemorar las victorias del emperador. Consiste en una columna de mármol tallada, con un relieve en espiral, construida a semejanza de la de Trajano próxima al Foro Romano. En su origen, contaba con una estatua de Marco Aurelio en la parte superior, pero el papa Sixto V ordenó retirarla y colocar una de San Pablo, que hoy en día es la que todavía se puede observar. Frente a la columna se encuentra el Palacio Chigi, sede del gobierno de Italia y residencia del Presidente del Consejo de Ministros. 

Plaza Colona-Roma

Plaza de la Rotonda

El impresionante Panteón de Agripa es el principal y casi único protagonista, uno de los edificios antiguos mejor conservados de todo Roma. Construido a principios del Imperio Romano, se trata de un imponente templo de planta circular de 2000 años de antigüedad, mandado construir por Adriano entre los años 118 y 125 d.C sobre un templo anterior de Marco Agripa del 27 a.C. Son famosos su pórtico y cúpula, siendo la mayor cúpula de hormigón no armado construida de la historia. Esta plaza, que a finales del siglo XIX fue utilizada como mercado de pescado, hoy en día destaca por su animado ambiente, siempre llena de turistas que aprovechan para tomarse un descanso en alguna de las terrazas de los numerosos bares y restaurantes que la rodean. 

Panteón de Roma y plaza de la Rotonda

Plaza Navona

Desde el Panteón pueden seguirse la señalización para llegar a esta otra popular plaza de Roma que cualquiera que visite la ciudad no puede saltarse. También bulliciosa, llena de vida, restaurantes y cafeterías con terrazas, su forma rectangular tan característica se debe a que aquí se emplazaba un antiguo estadio para competiciones atléticas construido por Domiciano. Aquí también podrás observar varios ejemplos de preciosas fuentes, la Fontana dei Quattro Fiumi principal atracción de esta plaza y obra de Gian Lorenzo Bernini y la Chiesa di Sant’Agnese in Agone de Francesco Borromini. Así como el Palacio Pamphilij, que hoy en día acoge la embajada de Brasil. Durante 300 años Plaza Navona acogió el principal mercado de la ciudad.

Plaza Navona-Roma

Plaza Venecia

Se sitúa junto al Palacio de Venecia, que fue mandado construir por el Cardenal veneciano Pietro Barbo, futuro Papa Paulo II. A la muerte de este, el edificio mantuvo la función de residencia de los cardenales venecianos y, en 1564, el Papa Pío IV Medici cedió parte del palacio a la República de Venecia, por ello su nombre, donde estableció su embajada hasta 1797. Entre 1929 y 1943, fue la sede del Jefe del Gobierno Benito Mussolini y del Gran Consejo Fascista. Debajo el balcón que se asoma a la plaza, Benito Mussolini reunía enormes multitudes y fue desde aquí desde donde proclamó el nacimiento del imperio el 9 de mayo de 1936 y la entrada en guerra de Italia el 10 de junio de 1940. Desde esta plaza también se observa el enorme monumento a Victor Manuel II.

Plaza Venecia-Roma

Plaza de Campigdolio

Situada en la cima de la Colina Capitolina, lugar sagrado en la Antigua Roma, a pesar de tratarse de la más baja de las siete lomas es, quizás, la que está más relacionada con los diversos acontecimientos históricos que tuvieron lugar en la Ciudad Eterna. Renovada totalmente en el siglo XVI por Miguel Ángel, bajo petición del papa Pablo III Farnese, este la diseñó de forma que estuviera orientada hacia la Basílica de San Pedro, centro político en aquella época. Se accede a ella a través de una imponente escalinata y acoge además del Palacio de los Senadores, sede del Ayuntamiento de Roma, el Palacio de los Conservadores y el Palacio Nuevo, que conforman los Museos Capitolinos.

Museos Capitolinos-Roma

Campo de’Fiori

Creada en el siglo XV, por encargo del Papa Calixto III, aquí se celebraba dos días a la semana, lunes y sábado, un importante mercado de caballos en torno al que se instalaron hospederías, tiendas y talleres de artesanos. También, tenían lugar ejecuciones públicas. En el centro de la plaza, una escultura del filósofo Giordano Bruno quemado en la hoguera por hereje, mantiene el recuerdo de este pasado oscuro. En la actualidad, animada a cualquier hora, durante el día acoge un pintoresco mercado lleno de puestos y por la noche se mantiene el bullicio y ambiente festivo, gracias a la cantidad de restaurantes que se ubican alrededor de la plaza. Sin lugar a dudas, visitar la plaza de Campo de’Fiori, es una experiencia que no debe faltar en tu viaje a Roma.

Campo de Fiore-Roma

Plaza Farnese

Esta plaza se caracteriza por la imponente fachada del Palacio Farnese, sede de la embajada de Francia, uno de los edificios más bonitos e importantes de Roma. Las obras se iniciaron a principios del siglo XVI por petición del cardenal Alejandro Farnese, futuro Pablo III, que ordenó a Antonio Sangallo la realización de un gran proyecto que comprendía la plaza y el palacio. Las obras empezaron en 1514, pero fueron interrumpidas por el Saqueo de Roma de 1527 realizado por el ejército imperial de Carlos I de España y V de Alemania. Se retomaron tras la elección del cardenal como papa y, desde 1546, estuvieron bajo la dirección de Miguel ÁngelLas dos fuentes en los lados extremos de la Plaza fueron diseñadas  por Girolamo Rainaldi en 1626.

 

Largo di Torre Argentina

En esta plaza se concentran los restos de cuatro templos de la época republicana y del Teatro de Pompeyo, próximo al lugar donde el emperador Julio César fue asesinado en el año 44 a.C. El nombre de la plaza viene de la Torre Argentina, que toma su nombre de la ciudad de Estrasburgo, cuya denominación original era Argentoratum. Después de la Unificación de Italia, se decidió reconstruir parte de Roma (1909), demoliendo la zona de Torre Argentina. Durante las obras (1927) salieron a la luz los restos que hoy en día se pueden observar, estos fueron escogidos por los gatos callejeros de Roma para protegerse, y en la actualidad conforman el más famoso santuario de gatos de la ciudad. Además, en el lado occidental de la plaza, se encuentra uno de los teatros más importantes de Roma, el Teatro Argentina.

Gato en la plaza de Largo di Torre Argentina-Roma

 

Si crees que este recorrido por las plazas más destacadas de Roma te abrirá el apetito, entonces toma nota de una serie de restaurantes donde probar la auténtica comida italiana o si lo que quieres es conocer otras actividades diferentes para hacer, te proponemos una lista de planes alternativos para conocer los lugares más curiosos de la Ciudad Eterna.

Déjanos tu comentario…

10 − siete =

En las redes sociales

Guía de Roma

Visita a Roma - Guía de viaje