Login

Sign Up

Name*
Email*
Password*
Confirm Password*
* Creating an account means you're okay with our Terms of Service and Privacy Statement.

Already a member?

Login

Login

Sign Up

Name*
Email*
Password*
Confirm Password*
* Creating an account means you're okay with our Terms of Service and Privacy Statement.

Already a member?

Login
ticketea travel in Roma

Ruta por los monumentos de la Roma Imperial

Si estás pensando en hacer un viaje a Roma, es probable que tengas muchas ganas de conocer todo lo relacionado con una de sus épocas más esplendorosas. Por ello, te proponemos una ruta por alguno de los monumentos más destacados de la época imperial.

Un itinerario que planteamos desde la parte más alejada del centro de Roma, para irse aproximando y terminar al otro lado del Tíber, en el Castillo de Sant’Angelo. Si quieres evitar aglomeraciones, entonces te recomendamos que empieces bien temprano en el Coliseo y el Foro Romano y luego continúes con nuestra propuesta.

Si eres un apasionado de la historia en general y de Roma en particular, también podrás descubrir muchos más detalles si visitas los Museos Capitolinos. ¡Empezamos!

 

Itinerario por 10 lugares de la Antigua Roma

Termas de Caracalla

Termas de Caracalla-Roma

Hasta aquí podrás llegar sin problema en transporte público, bien en metro (Línea B, Circo Massimo) o en autobús (líneas 118, 160 y 628). Las Termas de Caracalla son el ejemplo más espectacular y grandioso de las termas imperiales. Fueron construidas por el emperador Caracalla en el año 2000 a.C y tenían espacio para más de 1.500 personas. A pesar del paso de los siglos, y de que en la actualidad únicamente se conservan las ruinas, aún es posible contemplar su aspecto monumental.

Las termas, eran utilizadas por los romanos para mantener su higiene e igualmente eran consideradas lugares de reunión. Las de Caracalla, demás de las instalaciones necesarias para los baños como piscinas de agua caliente y fría, contaban con una piscina a cielo abierto, zonas verdes, bibliotecas y gimnasios.

Con el paso de los años, las Termas de Caracalla serían superadas en tamaño por las Termas de Diocleciano, reformadas en 1562 por Miguel Ángel y reconvertidas en la Iglesia de Santa María de los Ángeles y los Mártires.

En la actualidad este reciento acoge durante los meses de verano diferentes eventos culturales de primer orden, desde música a teatro. De hecho, este verano tendrá lugar, entre otros, un concierto de Björk o la representación de La traviata, de Giuseppe Verdi .

Ubicación: Viale delle Terme di Caracalla

 

Circo Máximo

Circo Máximo-Roma

Aunque fue construido en la época de la monarquía por el rey Tarquino Prisco en el siglo VI a.C, creemos que, por la importancia que se le daba a los espectáculos durante el Imperio Romano, no deberías dejar de visitarlo. Se trata de la mayor edificación para espectáculos de la antigua civilización romana. Con 600 metros de largo y 140 de ancho tenía capacidad para 250.000 personas sentadas y 50.000 de pie.

Hoy en día, y desde el año 2016, este lugar está abierto totalmente al público de forma gratuita convirtiéndose en un museo al aire libre, como todo Roma. También es utilizado por los romanos en su día a día, así como para la celebración de eventos, como conciertos y manifestaciones.

Desde una terraza panorámica, podrás observar un lugar que, durante la Antigua Roma, acogió carreras de carros, competiciones hípicas, caza de animales exóticos, representaciones teatrales, desfiles y ejecuciones. También podrás acceder a las galerías que daban acceso a las gradas.

En el centro, el circo, se encontraba partido en dos por un muro central decorado con estatuas, estanques y dos grandes obeliscos egipcios del siglo XVI que, hoy en día, se encuentran en las plazas de San Giovanni in Laterano y la Plaza Popolo.

Ubicación: Via del Circo Massimo

 

Bocca della Verità

Boca de la Verdad-Roma

Es uno de los lugares turísticos más visitados en Roma. Se trata de algo parecido a una gran máscara de mármol de un rostro masculino con barba, en el cual ojos, nariz y boca están perforados. De tamaño descomunal, tiene 1,75 metros de diámetro y pesa casi una tonelada.

Data del siglo I y la encontrarás en la puerta de la iglesia Santa Maria in Cosmedin, muy próxima al Circo Máximo, del que se cree pudo formar parte. A día de hoy, no se sabe a ciencia cierta cuál podría haber sido su función aunque se cree que podría haber sido la tapa de una alcantarilla.

Es posible que te encuentres con largas colas para hacerse una foto junto a la popular Boca de la Verdad. La creencia popular cuenta que esta monumental máscara es capaz de saber si las personas cuentan o no la verdad, para ello se debe introducir la mano en su boca y quien mienta… perdería la mano.

Desde 2016, es necesario pagar 2€ por sacarse una foto aquí. La Boca de la Veritá es también famosa por una escena de la película Vacaciones en Roma con Gregory Peck y Audrey Hepburn.

Ubicación: Iglesia Santa Maria in Cosmedin

 

Coliseo Romano

Coliseo Romano en el barrio de Celio-Roma

El Coliseo de Roma atrae cada año a más de 6 millones de turistas, se trata, ni más ni menos, de uno de los monumentos mejor conservados de la Antigua Roma. Antiguamente, en sus orígenes, era conocido como Anfiteatro Flavio y consiste, ni más ni menos, en el edificio más grande jamás construido durante esta época.

Mandado construir por el emperador Vespasiano, las obras comenzaron entre los años 70 y 72 d.C, y fueron completadas en el año 80 d.C por el emperador Tito. Su función principal consistía en acoger luchas de gladiadores y espectáculos públicos.

Podía albergar hasta 50.000 espectadores, más próximo a la zona de la arena su ubicaba el Emperador y el Senado y más arriba, hasta alcanzar los 40 metros de altura, el resto de clases sociales. En la actualidad, es posible subir hasta el piso más alta desde donde disfrutar de unas vistas espectaculares de la Ciudad Eterna.

La entrada para el Coliseo Romano es válida para dos días e incluye el Foro Romano y el Monte Palatino.

Ubicación: Piazza del Colosseo, 1

 

Arco Constantino

Arco Constantino-Roma

Muy cerca del Coliseo, antes de entrar al Foro Romano, podrás ver este arco del triunfo que data del años 315. La principal función de este tipo de edificaciones era rememorar una victoria militar o la llegada al poder por parte de algún gobernante. En esta caso particular, se levantó para celebrar la victoria de Constantino I el Grande en la batalla del Puente Milvio.

Originariamente se ubicaba en la Via Triumphalis, calle por donde entraban los emperadores victoriosos acompañados de militares y asesores. Anterior a este, es el Arco Septimio Severo que lo encontrarás dentro del Foro Romano, modelo que Constantino usó para la construcción del suyo.

Construido a base de piezas de otros edificios anteriores, cuenta con 21 metros de alto por 25,7 de largo y 7 de grosor. Como verás, se trata de una construcción de tamaño descomunal. Entre otros materiales, destacan las piezas de mármol.

Ubicación: Via di San Gregorio

 

Foro Romano

Foro Romano

Con la entrada al Coliseo podrás acceder también al Foro Romano, las mejores vistas del conjunto arqueológico las encontrarás desde la colina del Palatino.

En sus orígenes este lugar consistía en el centro neurálgico de la república e Imperio Romano, donde se desarrollaba el día a día de la vida pública, política, religiosa y cultural. En la visita podrás observar los restos de varios templos, como el de la Concordia, el de Vespasiano, el de Saturno o el de César.

También, se conservan los vestigios de la antigua Curia, el lugar donde se reunía el Senado. Así como, la tumba dedicada a Rómulo, que contiene la inscripción latina más antigua de la historia, además del arco del emperador Septimio Severo (s.III), la basílica Emilia o la de Majencio, entre otras muchas reliquias.

Revisa toda la información sobre el Foro Romano, antes y durante tu visita a este emblemático lugar de la Antigua Roma.

Ubicación: Largo della Salara Vecchia, 5/6

 

Mercado de Trajano

Mercado de Trajano-Museo de los Foros Imperiales

Dejando atrás el Foro Romano por la Vía Imperial, a mano derecha verás este gran complejo de restos arqueológicos que, en definitiva, consistió en el primer centro comercial cubierto de la historia. Fue mandado construir por el emperador Trajano entre el año 98 y 117 d.C en paralelo a su foro.

En Roma, no existía únicamente un foro. Al final de la república el Foro Romano se quedaba pequeño y los diferentes emperadores y gobernantes fueron construyendo el suyo propio.

En la actualidad, el Mercado de Trajano acoge la sede del Museo de los Foros Imperiales, en el que podrás conocer las diferentes partes que se conservan del antiguo mercado y visitar las exposiciones didácticas.

Distinguirás perfectamente este lugar al observar la Columna Trajana, un pilar de mármol de 38 metros de altura decorada con 155 bajorrelieves para conmemorar las victorias del emperador Trajano.

Ubicación: Via Quattro Novembre, 94

 

Teatro de Marcelo

Teatro Marcelo-Roma

Este edificio, de inicio muy similar al Coliseo Romano, fue construido 83 años antes que el Anfiteatro Flavio. De estructura semicircular como un hemiciclo, el Teatro Marcelo es, probablemente, el teatro más antiguo del mundo.

Fue mandado construir por Julio César, pero no se terminaría de construir hasta el año 11 a.C con el emperador Augusto, quien lo dedicó a su sobrino Marcelo quien murió de forma repentina. Consistió en el primer teatro de la ciudad permanente y de piedra, los anteriores teatros habían sido construidos con madera.

Este monumento, que suele pasar en ocasiones desapercibido, te sorprenderá positivamente. Durante el verano, al igual que ocurre con el Circo Máximo o las Termas de Caracalla, acoge eventos culturales. Destacan los conocidos como conciertos del Templete así como otras funciones de artistas de gran nivel.

Ubicación: Vía del Foro Piscario

 

Panteón de Agripa

Panteon de Roma

Este edificio, mandado construir por Adriano entre los años 118 y 125 d.C, se trata de uno de los monumentos más visitados de Italia y una muestra del nivel que llegó a alcanzar la ingeniería romana.

Situado en la Plaza de la Rotonda, el tamaño descomunal del Panteón te dejará impresionado, aunque lo realmente sobrecogedor lo verás en su interior. Ocho gigantescos pilares rematados con capiteles corintios sustentan la enorme fachada que te invita a entrar.

La majestuosa cúpula que recubre este templo del siglo II, se trata de la mayor cúpula de hormigón no armado construida de la historia. En el medio de esta verás el óculo, un agujero de 9 metros de diámetro y única abertura que proyecta luz al interior.

En definitiva, el Panteón se considera un auténtico logro de la arquitectura y un lugar de visita obligada en tu viaje a Roma.

Ubicación: Plaza della Rotonda

 

Castillo de San Angelo

Ponte Sant'Angelo-Roma

Situado en el margen derecho del río Tíber se ubica muy próximo a la Ciudad del Vaticano. Fue mandado construir por orden del emperador Adriano en el año 135, con la intención de utilizarlo como mausoleo para él y su familia, las obras finalizaron en el año 139.

Años más tarde pasó a convertirse en un edifico militar, que defendió a Roma de los ataques de poblaciones como los visigodos y funcionó como cuartel y prisión. En el alto, lo verás coronado por un ángel, en recuerdo a una visión que tuvo el Papa Gregorio I del Arcángel San Miguel anunciándole el final de la peste negra que acababa con la población romana.

Además de unas bonitas vistas de la Ciudad Eterna, en su interior podrás visitar un museo de antigüedades de diferentes épocas.

Ubicación: Lungotevere Castello, 50

Si te ha gustado esta ruta y estás pensando en hacerla, entonces te recomendamos que eches un vistazo a la tarjeta Roma Pass. Por otro lado, si te ha gustado este artículo posiblemente también te interese: 10 curiosidades de Roma que tienes que saber o las plazas de Roma que tienes que visitar.

 

Fotos: Libres de derechos, www.untoldmorsels.com (Teatro Marcelo).

Déjanos tu comentario…

cuatro × 5 =

En las redes sociales

Guía de Roma

Visita a Roma - Guía de viaje