Qué ver / Monumentos y atracciones turísticas

Catacumbas

Descubre las escalofriantes galerías subterráneas de Roma

Catacumbas

INFORMACIÓN GENERAL

HISTORIA

QUÉ VER

QUÉ HACER

CÓMO LLEGAR

TRANSPORTE

DÓNDE COMER

COMPRAS

Visitar las catacumbas de Roma

Las catacumbas de Roma son una red de galerías subterráneas que fueron usadas durante siglos como lugar de enterramiento. Las catacumbas se extienden a lo largo de más de 150 kilómetros de extensión y albergan cerca de 750000 tumbas.

El surgimiento de las catacumbas se explica debido a que la ley romana prohibía enterrar a los muertos dentro de la ciudad, por ello las necrópolis se construían extramuros. Los romanos solían incinerar los cadáveres, pero judíos y cristianos preferían enterrarlos, por este motivo pronto se vieron faltos de espacio y empezaron a construir las primeras catacumbas a comienzos del siglo II d. C.

El auge de las catacumbas abarca de los siglos II hasta el IV d. C, y en el V son abandonadas definitivamente, ya que se vuelve a enterrar en superficie. Durante la Edad Media fueron olvidadas y no fue hasta el siglo XIX cuando se empezó con su estudio sistemático con eruditos como el padre Marchi o su alumno Giovanni Battista de Rossi, que descubre las Catacumbas de San Calixto.

Catacumbas de Roma

Aunque actualmente se tiene constancia de 60 catacumbas que transcurren a lo largo de cientos de kilómetros, solo están abiertas al público cinco de ellas, la mayor parte de ellas se extienden por la Via Appia:

  • Catacumbas de San Calixto (Via Appia Antica, 126): estas catacumbas se extienden a lo largo de más de 20 kilómetros y en ellas se enterraron 16 pontífices y decenas de mártires cristianos.
  • Catacumbas de San Sebastián (Via Appia Antica, 136): estas catacumbas tienen una longitud de 12 kilómetros y toman su nombre de San Sebastián, un soldado romano que fue martirizado por convertirse al cristianismo.
  • Catacumbas de Domitila (Via delle Sette Chiese, 280): aunque fueron descubiertas en 1593, no fue hasta el siglo XIX con Rossi supo que eran las catacumbas de Domitila, nieta de Vespasiano y propietaria del terreno donde se encuentran.
  • Catacumbas de Priscila (Via Salaria, 430): es uno de los cementerios más antiguos que se han descubierto y conserva alguno de los frescos mejor conservados de estas características y especiales para la historia del arte.
  • Catacumbas de Santa Inés (Via Nomentana, 349): estas catacumbas toman su nombre de Santa Inés, la niña santa que fue martirizada por su fe cristiana y fue posteriormente enterrada en estas catacumbas.

Sin duda, una de las excursiones y visitas más especiales de tu próximo viaje a Roma para conocer parte de la historia más olvidada de la ciudad eterna.

Horario
  • Catacumbas de San Calixto: de 9:00 a 12:00 y de 14:00 a 17:00. Cerradas los miércoles, del 29 enero al 25 febrero, el 25 diciembre, el 1 enero y el domingo de Pascua.
  • Catacumbas de San Sebastián: de 10:00 a 16:30. Cerradas los domingos, el mes de diciembre y el 1 de enero.
  • Catacumbas de Domitila: de 9:00 a 12:00 y de 14:00 a 17:00. Cerradas los martes
  • Catacumbas de Priscila: de 8:30 a 12:00 y de 14:30 a 17:00. Cerradas los lunes y del 18 de julio al 15 de agosto.
  • Catacumbas de Santa Inés: de 9.00 a 12:00 y de 16:00 a 18:00. Cerradas los domingos por la mañana, festivos y mes de noviembre.
Precio
  • Entrada general: 8€
  • Reducida: 5€
Ubicación

Varias localizaciones

Transporte
  • Autobús a las Catacumbas de San Calixto: 218 desde Piazza San Giovanni o 118 desde Circo Máximo.
  • Autobús a las Catacumbas de San Sebastián: 218 desde Piazza San Giovanni o 118 desde Circo Máximo.
  • Autobús a las Catacumbas de Domitila: 714, 716, 160, 670 y 30
  • Autobús a las Catacumbas de Priscila: 86, 92, 310 y 63
  • Autobús a las Catacumbas de Santa Inés: 90, 60 y 36
Lugares próximos
  • Termas de Caracalla
  • Basílica de San Pablo Extramuros
  • Basílica de San Clemente
  • Circo Máximo de Roma