Cómo llegar a Roma

Conoce los distintos medios de transporte en los que llegar a Roma

Entérate de las diferentes formas en las que puedes viajar a la Ciudad Eterna, tanto si haces el viaje desde España como desde otros países. Te contamos qué medios de transporte existen para llegar a Roma así como las principales estaciones y aeropuertos.

Antes de comprar ningún billete escoge el modo de viajar que mejor se adapte a tus necesidades y lugar de procedencia.

 

Cómo viajar a Roma

 

  • Viajar a Roma en avión

Planificar un viaje a Roma en avión te resultará especialmente fácil ya que existen dos aeropuertos a los que podrás volar y diferentes compañías que operan aquí, lo que facilita la elección dependiendo de tu lugar de origen.

Por un lado está el aeropuerto de Fiumicino, también conocido como Aeropuerto Internacional Leonardo Da Vinci, el más importante de Italia y a dónde llegarás, por ejemplo, si viajas desde Latinoamércia o vuelas con Alitalia, además de Ryanair desde Barcelona.

Por otro lado también existe el de Ciampino, más pequeño y antiguo que el anterior. Aquí llegarás si vuelas con compañías lowcost. Podrás volar a Roma desde Madrid con Ryanair.

Puedes revisar el precio de los vuelos a Roma en buscadores como:

  • skyscanner
  • jetcost
  • edreams

 

  • Viajar en tren a Roma

Si no te gustan mucho los aviones y el coche o autobús no te parecen una buena opción, podrás viajar a Roma en tren. La mejor forma es hacerlo desde Barcelona hasta Milán en Renfe SNCF y desde aquí coger otro tren a Roma, bien con Trenitalia o Italotren.

Ten en cuenta que, por las horas del trayecto y los cambios de tren o transbordos, viajar de este modo conlleva dedicar un día de tus vacaciones para alcanzar la Ciudad Eterna.

 

  • Viajar en autobús a Roma

Otra opción es llegar a Roma en autobús, para ello te recomendamos que revises precios y horarios con Eurolines o Flixbus.

 

  • Viajar en coche a Roma

Este medio de transporte para llegar a Roma es para los más aventureros. El trayecto es largo, por lo que tendrás que hacer alguna parada para dormir y descansar en el medio del camino y si viajas solo o en pareja se puede hacer un poco duro. Si viajas con un grupo de amigos y os podéis ir alternando, entonces el viaje se hará más holgado.

También es verdad que esta es la opción que más posibilidades a improvisar y pararse en sitios que te llamen la atención y quizás no conocías ofrece.

 

  • Viajar en barco a Roma

Desde Barcelona, podrás viajar en ferry a Roma con la empresa Grimaldi Lines. Cuenta con hasta seis salidas a la semana y el trayecto es de aproximadamente 20 horas, llegas a la localidad de Civitavecchia y desde aquí tienes que coger un tren de Trenitalia que sale cada media hora a la Estación de Termini.

 

Si tienes dudas entorno a cómo funciona el transporte en Roma te recomendamos que revises toda la información sobre esto en la sección de la guía.