Qué ver / Iglesias y basílicas

Santa María de la Concepción

La iglesia del tesoro oculto

Santa María de la Concepción

INFORMACIÓN GENERAL

HISTORIA

QUÉ VER

QUÉ HACER

CÓMO LLEGAR

TRANSPORTE

DÓNDE COMER

COMPRAS

Visita Santa María de la Concepción

Puede que si das por casualidad con Santa María de la Concepción no tengas ni idea de lo que esconden sus entrañas. Esta iglesia, cuyo nombre completo es Nuestra Señora de la Concepción de los Capuchinos, fue encargada por el papa Urbano VIII, ya que uno de sus hermanos era fraile capuchino.

A simple vista, esta iglesia, construida entre 1626 y 1631, es bastante sobria y no muy grande, lo que la aleja de otras iglesias y basílicas romanas. Pero, por lo que es famosa Santa María de la Concepción y visitada cada año por miles de personas es por su cripta.

En la cripta de esta iglesia podemos ver los huesos de alrededor de 4000 frailes capuchinos. Fue Antonio Barberini, el hermano capuchino de Urbano VIII, quien mandó trasladar los restos de hermanos capuchinos a esta cripta desde el cementerio principal.

La cripta se divide en pequeñas capillas, todas ellas decoradas con los huesos de los frailes capuchinos. Pero, si ya ver tal cantidad de restos óseos puede causar cierta impresión a cualquiera, verlos colocados formando diferentes decoraciones puede ser bastante chocante. Claramente, se buscaba llamar fuertemente la atención del visitante y, por qué no, ponerle un poco los pelos de punta.

Además, justo antes de entrar a la cripta un mensaje nos indica lo que todos nos encontraremos “aquello que vosotros sois, nosotros fuimos, aquello que somos nosotros, vosotros seréis”. Sin duda, una frase que no dejará indiferente a nadie.

Santa María de la Concepción es una parada obligatoria en tu viaje a Roma, si estás buscando experiencias diferentes. Pero, hay que tener en cuenta que puede ser una visita un tanto desagradable para ciertas personas, por lo que hay que saber muy bien lo que se va a ver. Será mejor dejar esta visita para otro momento si se tiene un día sensible.

Horario
  • Cripta: De viernes a miércoles de 9:00 a 19:00 horas.
Precio
  • Museo y catacumbas: 6€
Ubicación

Calle Vittorio Véneto, 27

Transporte
  • Metro: Barberini, línea A.
  • Autobuses: líneas 52, 53, 61, 62, 63, 80, 95, 116, 119 y 175.
Lugares próximos
  • Palacio Barberini
  • Iglesia Santa Maria della Vittoria
  • Casa Keats-Shelley
  • Plaza de España